domingo, 4 de mayo de 2008

¿Cómo se originó la creencia en un Miranda Franc masón? (Primera Entrega)

En ponencia presentada en un evento organizado por la Logia Renacimiento N 222 el 2 de julio de 2006, en Barquisimeto, expliqué con detalles históricos: cómo se conformó la creencia de que Francisco de Miranda fue iniciado en la Masonería.

El primer elemento que señalé fue la lectura romántica que los hermanos masones de la segunda mitad del siglo XX hicieron de escritores de dudosos fundamentos. Esta situación está relacionada con el nivel del conocimiento historiográfico que sobre Miranda se había construido antes de que apareciera su archivo en Inglaterra, justo cuando su imagen ya estaba siendo rescatada de la matriz de opinión negativa que habían construido de él, sus enemigos de clase, los mantuanos.

La masonería venezolana se sumó al culto público a los héroes de la Independencia, el cual se presenta en el contexto de la documentación hallada, como una nueva forma de hacer proselitismo masónico. Muy propio de la mitad del siglo XX Venezolano, cuando la Junta Militar de Gobierno había reformulado el culto a los héroes para exaltar el nacionalismo.

Esto tuvo un antecedente en la persona de Asciclo Valdivieso Montaño. Es el primer masón que publica en la prensa (La Esfera, Caracas, 19 de abril de 1930) un discurso pronunciado en su logia madre, Lealtad de Caracas.

Cuando Venezuela rescata el archivo de Miranda y se dan a conocer gran cantidad de obras relativas al Precursor, se comienza a reivindicar la realidad histórica del personaje. Es allí cuando el doctor José Tomás Uzcátegui en sus funciones del cargo de Gran Maestro (Poder Ejecutivo de la Orden) decide crear por decreto, el Día Masónico Nacional. Los masones de logias centenarias, que se han dignado a revisar sus archivos, pueden verificar que antes del Día Masónico Nacional, no se recuerda tanto culto a la memoria de Francisco de Miranda Franc Masón.

Durante las primeras polémicas entre Nicolás Navarro, desde la Academia Nacional de la Historia y, Valdivieso Montaño, en la Gaceta Masónica editada por el genial doctor Juan Bautista Ascanio Rodríguez, las cuales fueron previas al conocimiento historiográfico que citamos relativo a Miranda; vale recordar, a finales de la década de los veinte del Siglo XX. Apenas se hizo pública la versión del Miranda Masón, Nicolás Navarro les salió al paso para argumentar la falta de fundamento de la afirmación que hacía Valdivieso Montaño. Los masones de aquella época eran tan serios, que hasta publicaron en su Gaceta, las réplicas del Académico.

En las próximas entregas continuaremos mostrando con lujo de detalles, la cronología histórica de la conformación de esta difundida creencia.

2 comentarios:

Victor Colina Ollarves dijo...

Gracias por su colaboración historiografica sobre Miranda, sin embargo, nos deja con el sabor agradable, de querer más, para cuando podemos deleitarnos?...

Victor Colina Ollarves dijo...

Gracias por su colaboración historiografica sobre Miranda, sin embargo, nos deja con el sabor agradable, de querer más, para cuando podemos deleitarnos?...